Top 10 visitantes

viernes, 18 de mayo de 2018

FRIO . Fernando Alonso Barahona





FRIO 
poema de Fernando Alonso Barahona 
Cartas del silencio (Editorial Carena )  2017 




  El campo desnudo duerme
                             de frío
y pierde sus hojas
mientras el tronco del árbol
muestra su herida del tiempo .

Quiero escribir mis letras ,
    bajo la sombra del pino  viejo
lleno de ramas aún blancas .

  Dibujo entre sombras
tu cuerpo desnudo
erótico deseo de tu alma y de tu fuego .

El sonido de la vida
          me acaricia
dulce, el corazon .

Pero hace frío ,
                   un relámpago de hielo
que no deja respirar las palabras .

Es el frío –gélido –
de la desnudez sentimental
cuando tu no estás .





lunes, 14 de mayo de 2018

DONDE ESTARAS , poema de Fernando Alonso Barahona






DONDE ¿
 Fernando Alonso Barahona 
Cartas del silencio 
Editorial Carena 2017

¿Dónde estarás
cuando estas letras
acaricien tu alma ¿
¿Dónde tu amor ,
donde el recuerdo,
en qué lugar la angustia enferma
de la ausencia ¿

Estás lejos, lo adivino
al cerrar los ojos
y mirar tus versos ,
aquellos que escribimos juntos,
los que tejimos en noches de fuego
y en el interminable amanecer
del despertar .

Juntos en un anhelo
ahora tronchado por ese vacío
lejos del recuerdo .

Te escribo los versos
y quisiera acariciar el espejo
para traerte hasta mí
porque quiero seguir viviendo.

¿Dónde estarás
al leer mis versos ¿





viernes, 4 de mayo de 2018

ANGUSTIA . Fernando Alonso Barahona



ANGUSTIA
poema de Fernando Alonso Barahona 
El sueño de la vida . Music Ideal .


  La angustia es una flecha
que quema mi alma

La arranco y me siento sangrar ,
sangre de ausencia,
sangre de soledad .
¿Quien acudirça a curar mi herida
a sanar mi dolor ,
a acompañar la ausencia ?

Angustia de amor, soledad callada
Vuelve ahora, vuelve,
y dame la vida con tu vida enamorada .

Mientras tanto la angustia mne hiere ,
me quiebra y me abraza,
pero vuelvo mis ojos y grito con toda mi alma
que guardo en mi pecho,
como una flor recién abierta
la ilusión de tu esperanza.


SUEÑOS . Fernando Alonso Barahona



SUEÑOS 
poema de Fernando Alonso Barahona 
El sueño de la vida . Music Ideal . 

 

Quiero ser cielo y soñar
Quiero ser angel y sonreir
   al volar , agitando mis alas doradas
Quiero ser dueño de las rosas y las flores
    y nube y pétalo, y plata y sol .

Sueño ser vida ,
sersueño y ser oro ,
más ninguno de los tres sueños
ya quiero ,
tan solo amarte como nadie
en el tiempo jamás amó .





jueves, 3 de mayo de 2018

ALMA SIN CUERPO . Fernando Alonso Barahona






ALMA SIN CUERPO
poema de Fernando Alonso Barahona 
Cartas del silencio . Carena editorial . 2017

Intangible e incorpórea ,
desnuda y blanca
tu imagen ha poseído mi cuerpo
con la fuerza infinita de un fantasma .

¿Eres tu
quien ha logrado salir de su cuerpo
y deslumbrar mi pensamiento ¿
¿Eres tu
o es mi pesadilla rota
en fiebre y carne viva
de mi corazón abierto en pedazos,
de mi mente desvanecida
de vida y de sueños ¿.

Quiero atraparte
si eres tu
Quiero abrazarte
si tus dedos de aire
tocan mi cuerpo yermo,
Quiero besarte
como se besa el aire,
sin labios,
sin esperanza .

Díme ...
¿Cómo puedo besar
a un fantasma ¿,
Dímelo, mujer etérea,
para no  morir .
al despertar en el alba .







EL SUEÑO DE LA VIDA . Fernando Alonso Barahona



EL SUEÑO DE LA VIDA
Fernando Alonso Barahona 


El sueño de la vida (Music Ideal. Barcelona 2000) es el primer libro de poemas publicado por Fernando Alonso Barahona .  Tras numerosos libros de cine, pensamiento , administración local , el autor entraba por vez primera en el mundo de la creación poética .  Dos de los poemas incluidos en la obra ya habían aparecido en la revista de literatura REY LAGARTO ( 1994 ) .

   Reciente la publicación del poemario Cartas del silencio (Carena editorial 2017 ) redescubrimos al lector esta coleccion de poesías que recoge lo mejor de la producción juvenil de Fernando Alonso Barahona , desde Almas de fuego ( escrito en 1983 ), hasta el esproncediano La desesperacion ( 1985 ) o los entonces recientes Nombres de mujer (2000) o Quien fuera ( 2000) .

   Las influencias de Becquer, Zorrilla, Espronceda, Campoamor, Lorca o Luis Alberto de Cuenca se palpan en las páginas de este libro de poemas . Aún no se había producido el descubrimiento de Alejandra Pizarnik o la lectura profunda de Pound, Rilke o Quevedo .


   Versos, palabras, emociones, El sueño de la vida está lleno de ellas .

"Nombres , decid nombres
que ocultan almas,
sueñor y tal vez , misterio ,
nombres de mujer " 






Alli en  lo más alto,
alli donde nacen las estrellas
y el sol da a luz sus besos,
alli donde la noche se viste de estrellas blancas
hacia alli vuelvo mis ojos
y te encuentro 


  Versos que atraviesan el corazon






....

Era de noche
cuando yo te buscaba
y tu , silenciosa y oculta ,
alargabas la espera 

......

Cinco rosas rojas ,
bondad, valor, fe, amor y esperanza

Cinco rosas que brotan por ti
en el fondo de mi alma 


......

De noche mis labios tiemblan ,
transidos de amor , y mis ojos
se abren , hermosos  , fecundos
a tu esperanza 



   Soñar y vivir .  Escribir en la piel el deseo y la palabra .




ALMAS DE FUEGO . Fernando Alonso Barahona




ALMAS DE FUEGO . 
poema de Fernando Alonso Barahona 
escrito en 1983
incluido en El sueño de la vida ( poemario ),2000 , Music Ideal editor 


Siento que mi alma arde
con un fuego inmenso
Siento

Quiero abrasarme en mi fuego
y abrasar otro alma conmigo
Quiero

Deseo que mi alma y la tuya
unidas e inseparables
ardan y abrasen juntas
Deseo .

Deseo 
      Siento
               Quiero
Que nuestras dos almas
ardan en un solo fuego .




viernes, 27 de abril de 2018

ERES . poema de Fernando Alonso Barahona






ERES


Eres la medida de mi tiempo,
el latido de mi corazón,
la ilusión y la esperanza,
la vida, la luz, la fe, la voz y el silencio
de mi alma.

Eres quien yo esperaba,
la fuerza, el coraje, el anhelo,
la sonrisa, el impulso, el deseo
del espíritu y del cuerpo.
Eres lo mejor de mi vida,
el compás de mi sueño,
el afán, el triunfo, la paz serena
y la dulce y suave caricia
de la felicidad sin miedo.

Eres presente y recuerdo, futuro
inmenso, valor, descanso,
imagen soñada del amor perfecto.
Realidad, idea, fascinación,
dulzura, cariño, mi mejor pensamiento.

Eres mi magia
y la tuya , la voz y el beso .
mi mejor versión ,
la esperanza de dibujar el cielo .
Eres, mujer amada
mi propia esencia,
dulce, serena y por ti,
enamorada .

Fernando Alonso Barahona 
Cartas del silencio . Editorial Carena 

 https://www.youtube.com/watch?v=kcuFDkGQ8hc&t=47s















jueves, 26 de abril de 2018

DESEO . poema de Fernando Alonso Barahona





 DESEO  ,. 
El rapto de la diosa
Fernando Alonso Barahona 
Editorial Carena 





Vértigo de tu piel desnuda
que sacude mi cuerpo.
Mis ojos se arrebatan
con tu mirada de fuego .

Néctar de la diosa que se atrevió
a amar en la tierra ,
a gemir con el alma
perdiendo sus alas.

Ven a mí esta noche,
sacia mi deseo
con tus labios, con la yema de tus dedos
recorriendo mi  vida
y rasgando –puñales de oro-
el interior del espíritu .

No te detengas, oh diosa
de paraísos perdidos ,
el deseo no se calma,
tan solo duerme
y  siempre espera .







miércoles, 25 de abril de 2018

FERNANDO EL CATOLICO . REY DE ESPAÑA . Fernando Alonso Barahona













  FERNANDO EL CATOLICO . REY DE  ESPAÑA .
   Artículo de   Fernando Alonso Barahona 

Con Fernando el Católico, el nombre de España ha pasado a corresponder al resto de la península. Así, es perfectamente adecuado llamar a Fernando rey de España por encima de sus otros títulos.


España, su unidad, la construcción del primer Estado moderno, la liberación tras ocho siglos de presencia musulmana; sin duda el Rey Fernando tuvo mucho que ver en la realidad que hoy conocemos como España. Realidad presente y que nada tiene que ver con los delirios de algunos manipuladores de la historia (  el  sectario y antihistórico independentismo de algunos catalaes en primer término ). en los tiempos contemporáneos.
 
Todas las grandes figuras históricas son controvertidas y no hay obra humana que sea perfecta pero para entender la importancia de Fernando el Católico basta atender a la situación de España cuando se casó con Isabel de Castilla y la que dejó a su muerte. 
 
Pero, ¿qué es España? Julián Marías se lo pregunta en España inteligible y reflexiona: “Se parte de una realidad, la España presente, la sociedad en la que vive el que pregunta. Nos preguntamos qué es España mirando la realidad que nos envuelve, en la cual estamos hechos, que empieza en el pasado y nos remite al horizonte de nuestro porvenir, al mañana de los proyectos”. 
 
El balance puede resumirse muy brevemente: al comienzo de su reinado, Aragón y Castilla se encontraban en estado próximo a la descomposición entre guerras civiles y banderías, la Reconquista estancada y el país dividido en varios reinos enfrentados. Al final de su reinado España está en paz, unificada –salvo Portugal— y convertida en una de las primeras potencias de Europa. Se ha descubierto y conquistado América y se vislumbra un gran esplendor cultural. Todo ello en un período de apenas 40 años desde que se consumara la unión de Castilla y Aragón, en 1475.      
 
Los dos hechos cruciales pues serían su  propio matrimonio que une los reinos históricos de Castilla y Aragón y posteriormente la culminación de la reconquista el dos de enero de 1492, con la toma de Granada.



La anexión de Navarra, poco después del fallecimiento de Isabel coronaba la monumental empresa. Con ello quedaba logrado el proyecto que ambos habían plasmado en 1475  en la Concordia de Segovia.
Fernando, primero con Isabel y luego en su última etapa, pudo construir una política internacional ciertamente influyente en el mundo: estrategia internacional común para España en el Mediterráneo, dibujo ambicioso de las campañas italianas y, por fin, la expansión imperial en América, donde Castilla llevó la iniciativa, mientras Aragón le guardaba las espaldas en la Península.

El proyecto común estaba afianzado, pero había que darle continuidad, era una auténtica prueba de fuego para el futuro. Por eso Fernando, en su lecho de muerte, decidió afianzar el futuro en su testamento. Y a la vista de las dudas de Felipe el Hermoso y lo que pudiera acontecer con el estado físico de su hija Juana nombró heredero de todas sus posesiones, que quedaban unificadas en  su nieto Carlos de Habsburgo.

Pero su obra, llevada al alimón de su primera esposa Isabel –tanto monta- no se quedó en la mera unificación territorial. La unificación religiosa, como paso previo a la jurídica, la unificación lingüística en la administración, la unificación militar… el proyecto común que hemos heredado y que justifica su continuidad estaba arrancando. 
     
Ortega y Gasset en España invertebrada se preguntaba por la relación profunda entre Castilla y España: “Castilla ha hecho a España y Castilla la ha deshecho”. Claudio Sánchez Albornoz completaba la reflexión: “Castilla hizo a España y España deshizo a Castilla”.
 
Marías completa ambas visiones. España no era una realidad en el inicio del reinado de los Reyes Católicos: “España era un ideal esquema de algo realizable, un proyecto imantador de voluntades, un mañana imaginario capaz de disciplinar el hoy y orientarlo”.  Castilla se hizo España .
 
Lo cierto es que Hernando del Pulgar en su Crónica de los Reyes Católicos (edición de M. G. Moreno y Juan M de Carriazo, 1962) señalaba: “La princesa Isabel casó con el príncipe de Aragón, el cual sucedió rey por rey de aquel reyno, y después ambos en matrimonio reinaron en todos estos reynos que es la mayor parte de España”. Desde el primer momento, la política de unificación rige el proyecto de los Reyes Católicos.
 
En todas las sociedades se dan tendencias centrífugas o disgregadoras y centrípetas o integradoras, y la tendencia principal durante los dos primeros tercios del siglo XV era a la disgregación. La cuestión era si la idea político-cultural de España se impondría a esas divisiones o esas divisiones permanecerían ya indefinidamente, con una base cultural bastante homogénea, pero políticamente desintegrada.
 
Y, en fin, la nueva España a partir de los Reyes Católicos consiguió vencer a los franceses en Italia y convertirse en el principal freno a la expansión turca, al tiempo que descubría América y el Pacífico, y comenzaba su conquista y colonización.
  
Aunque Castilla era, con gran diferencia, el reino más potente de la península y el de mayor impulso cultural, Fernando orientó su política internacional en la tradición catalano- aragonesa. Aquello suponía un cierto enfrentamiento con Francia, apartándose de la tradición castellana de entendimiento (y cierta subordinación) con los franceses. En esa línea entran las victorias del Gran Capitán en Italia, la recuperación del Rosellón y la Cerdeña y la de Navarra, que se había convertido en un protectorado francés, así como una política de enlaces matrimoniales con vistas a aislar al potente vecino. Fue, en general, una política acertada, que sin obstaculizar la acción española en el Atlántico la facilitó en el Mediterráneo, sirviendo además de muro contra el poder musulmán.
Sería en los tiempos de Felipe II, bajo el mando de su hermano Don Juan de Austria y en la batalla de Lepanto cuando la amenaza musulmana quedaría definitivamente derrotada en Europa. La gran labor unificadora de Fernando estuvo a punto de naufragar por el matrimonio de su hija Juana con el débil y ambicioso Felipe el Hermoso, para quien la idea de España apenas contaba.



 
Felipe se apoyó en los nobles castellanos ansiosos de recobrar sus privilegios, que tanto habían desorganizado al país antes de los Reyes Católicos, y trató de volver a la política pro francesa, que amenazaba la unión de Aragón y Castilla y encrespaba los ánimos hasta la posibilidad de una nueva guerra civil. Fernando intentó contrarrestar el peligro casándose, como hemos visto, en 1505 con Germana de Foix sobrina del rey francés Luis XII. Pero en una pirueta del destino, Felipe el Hermoso muere repentinamente en 1506. La desaparición de Felipe y la locura de Juana cambiarían el futuro y sin duda en sentido positivo para el proyecto unificador del rey Fernando. 
 
Ahora Fernando reposa al lado de Isabel en Granada. Un bello símbolo para el rey que entendió bien cuál había sido la tarea histórica común. Y sabía que pese a las dificultades la había podido llevar a buen término.
 
Con Fernando el Católico, el nombre de España ha pasado a corresponder al resto de la península. Así, es perfectamente adecuado llamar a Fernando rey de España por encima de sus otros títulos. Las Españas –que persisten por supuesto– se han unido en España, ese proyecto sugestivo, esa unidad de destino, ese escenario de convivencia. Más aún: Fernando es, junto con Isabel, el gran refundador de España. Al vez esta idea disguste a los partidarios de la disgregación, de la ruptura, pero eso no cambia la verdad histórica. Ni por supuesto empequeñece la relevancia histórica de Fernando el Católico. 
 
Recuerda Ortega y Gasset (España invertebrada, pág. 42), que cuando el embajador Francesco Guicciardini preguntó al Rey como era posible que un  pueblo tan belicoso como el español haya sido siempre conquistado: galos, cartagineses, romanos, vándalos, moros…
  
El rey le miró a los ojos y contestó: “La nación es bastante apta para las armas, pero desordenada, de suerte que solo se puede hacer con ella grandes cosas  el que sepa mantenerla unida y en orden”.


    España plural y compleja, pero con un proyecto común lejos de las falsedades separatistas que algunos grupos jalean en un esotérico ejercicio de manipulación histórica, egoísmo y agresividad cultural . Nunca lograrán su objetivo .