Top 10 visitantes

viernes, 11 de febrero de 2011

Huella




He mirado esta mañana
en el umbral de mis recuerdos
y mi alma ha llorado en silencio
al no encontrar una huella
de tu tiempo,
de mi miedo .

He buscado en el rincón más profundo de mi espíritu,
allí donde la vida brota a pedazos
luchando cada día por nacer .
He buscado con el ahínco de la duda
pero no he encontrado la huella,
que una vez sentí .

He mirado en torno a mí,
vacío, soledad y silencio
y una vaga espera...
¿ tal vez para volver ¿

Nadie puede saberlo en esta negrura
que envuelve los ojos
y de nuevo vuelve
tornando la luz
en oscuridad desnuda .

Pero yo sé que existe esa huella
que tu dibujaste un día con tu sangre,
el fuego de tu llama ,
el poder de tu recuerdo

.
Huella de vida , de asombro y anhelo,
que aquietaba mi alma
inundando de luz
mi deseo .

Es difícil recobrar su rastro
teñido,
manchado de ausencia
en un abrazo cruel
de tristeza , de olvido .

Pero yo no pierdo la esperanza
del encuentro,
la añoranza
de su reino , la imagen
grácil y pura
de su latido.


Brota de nuevo en mi piel, huella de amor
aunque abras un surco
y despiertes la herida .
Sin tu luz, nubil y blanca
no es ya posible la vida .

miércoles, 9 de febrero de 2011

Luna






 Luna, nombre de hielo,
frío de nieve que abrasa
resplandor de paz y silencio .
En la negrura espesa y oscura
de la noche,
yo te sueño .

Ojos de cristal
que hieren el sentido
con besos de luz,
idea que traspasa mi cerebro al amarte
¿Tendras piedad de mis deseos¿
Navega a mi lado , esta noche y siempre
luna de amor,
palabra serena de vida,
transparencia luminosa del alma

Robert Taylor. Cien años en el recuerdo





Fue llamado el actor de rostro perfecto, y en los años treinta , tras su éxito en Margarita Gautier (George Cukor, 1936 ) al lado de la divina Greta Garbo, Robert Taylor se convirtió en la sensación de la Metro Goldwyn Mayer y en el galán joven más cotizado de Hollywood . La Metro contaba además con Clark Gable, Spencer Tracy , James Stewart y Nelson Eddy, la Fox estaba presta a descubrir a Tyrone Power , la Paramount tenia a Gary Cooper y Bing Crosby y la  Warner acababa de lanzar al inquieto y brillante Errol Flynn.  Y a su modo destacaban gigantes como Cary Grant . Sin duda resplandecía la era dorada del cine .




  Robert Taylor nació en Filley (Nebraska) el 5 de agosto de 1911. Su verdadero nombre era Spangler Arlington Brugh. Era el único hijo de un granjero que se convirtió  en médico para ayudar a su esposa que sufría graves problemas de salud . Ella –sin embargo- viviría hasta edad muy avanzada sobreviviendo incluso a su propio hijo .
  El joven Brough amaba por encima de todo la música y fue miembro de diversas orquestas , incluso de un trío musical : The Harmony Boys.  Su gran apostura y su voz cálida y profunda le fueron abriendo el camino en grupos de teatro universitario ya que se había matriculado en la Facultad de Medicina (Pomona College en California )  para seguir los pasos de su padre . Pero en California se encontraba el emergente Hollywood, la fábrica de los sueños , y un día de los inicios de 1934 un cazatalentos de la MGM descubrió sus grandes posibilidades y le ofreció un contrato .
 Sublime obsesión (Magnificent obsession ) 1935 de John M. Stahl con Irene Dunne, la mencionda Margarita Gautier (Camille ) o Un yankee en Oxford (A yank at Oxford )1938 de Jack Conway con Maureen O,Sullivan y Vivien Leigh forjaron una carrera fulgurante que pronto ofrecería dos grandes obras maestras de cine romántico : Tres camaradas (Three comrades ) 1938 de Frnak Borzage, adaptación de una novela de Erich María Remarque que cuenta la trágica historia ambientada en la Alemania de inicios del nazismo de una mujer enferma ( Margaret Sullavan ) y tres íntimos amigos y camaradas que la adoran : Taylor, Franchot Tone y Robert Young .
La segunda película es El puente de Waterloo (Waterloo Bridge ) 1941 de Mervin le Roy, con Vivien Leigh, otra historia de amor roto por la guerra y las circunstancias de inusitada belleza .
El 14 de mayo de 1939 Robert Taylor se había casado con la gran actriz Barbara Stanwick . El matrimonio, lleno de altibajos, duraría hasta 1951 cuando en el rodaje de Quo Vadis ¿ se descubrió el romance del actor con una starlette italiana .
Durante la Segunda Guerra Mundial estuvo en la Marina bajo el nombre de Spangler Arlington Brugh con rango de teniente como instructor de vuelo de 1943 a 1945
  La escritora Linda Alexander , autora de una esplendida biografía titulada : Reluctant witness , narra con detalle las vicisitudes del rodaje en 1944 de Song of Russia, una película de Gregory Ratoff, producida por la MGM y con una visión favorable a la entonces aliada Unión Soviética . Robert Taylor , anticomunista declarado y fundador en 1944 de la Alianza para la preservación de los valores americanos ( junto a John Wayne, Ward Bond, Adolphe Menjou, John Ford, Cecil B. de Mille, King Vidor, Walt Disney, Leo McCarey, Ginger Rogers, Ronald Reagan ,  Frank Capra , Jeanette MacDonald y la propia Bárbara Stanwyck  ) fue citado a declarar en 1947  ante el Comité de Actividades Antiamericanas sobre presuntas actividades de infiltración comunista en la industria cinematográfica. El 14 de mayo, en una sesión a puerta cerrada en el Hotel Biltmore en California, contó las inusitadas presiones del gobierno de Roosevelt para que filmara  Song of Rusia" (1944), retrasando incluso su entrada en la Armada  hasta después del rodaje .
  Este episodio que Taylor consideró siempre lamentable y embarazoso le acarrearía no pocos problemas en el futuro, sobre todo en los medios de comunicación enemigos de sus posiciones políticas . El actor, sin embargo, trató de mantenerse al margen y se centró en su carrera artística, sin dejar desde luego, de defender los valores en los que creyó durante toda su vida . Una de sus mayores alegrías llegaría en 1966, cuando su gran amigo  actor y político, Ronald Reagan (1911-2004 ) – que también cumple centenario en 2011-  alcanzó el puesto de Gobernador de California, tras retirarse del cine . Robert Taylor no podría llegar a verle en la Presidencia de los Estados Unidos .
  A su regreso de la guerra, el cine había comenzado a cambiar, nuevos estilos, generaciones nuevas (Burt Lancaster, Kirk Douglas, John Wayne – unos años mayor pero que no alcanza el estrellato hasta 1948 ), Robert Mitchum, Stewart Granger, Monty Clift, Rock Hudson, Marlon Brando, Charlton Heston, Gregory Peck ….), pero Robert Taylor supo renovar su imagen endureciéndola en personajes complicados como el indio militar de la espléndida La puerta del diablo (DEvil,s doorway ) 1950 de Anthony Mann, el conductor de caravanas de Caravana de mujeres (Westward the woman ) 1951 de William Wellmann o el esforzado centurión romano Marco Vinicio en la célebre e inolvidable Quo Vadis ¿, 1952 de Mervin le Roy . El éxito de esta adaptación de la novela de Sienkiewicz volvió a poner en órbita la carrera de Robert Taylor y le proporcionó los personajes protagonistas en la fecunda serie de aventuras que la MGM encargó a Richard Thorpe en la primera mitad de los años cincuenta : Ivanhoe ( 1952 ) – con Joan Fontaine y Elizabeth Taylor - , Los caballeros del rey Arturo – con Ava Gardner y Mel Ferrer - , Todos los hermanos eran valientes, con Stewart Granger y Ann Blyth y Quintin Durward.





  En 1954 Robert Taylor contrajo nuevo matrimonio con la bella actriz de origen alemán Ursula Thiess , con la que formaría una familia feliz con dos hijos, Terry ( 1955 ) y Tessa ( 1959 ) . Ella abandonó su carrera para cuidar de los niños y la familia se estableció en un rancho propio situado en Brentwood (Los Angeles ).  Allí viviría el actor los mejores años de su vida personal .
   Algunos críticos menospreciaban el trabajo de Robert Taylor como actor, pero sus interpretaciones en la dura La ultima caza (The last Hunt ) 1955 de Richard Brooks, o la magnífica Chicago, años treinta (Party Girl ) 1958 de Nicholas Ray, con Cyd Charisse, en la que da vida a un abogado defensor de gangsters, dan buena prueba de su categoría como actor, su carisma y su capacidad para cambiar de registro . Cualidades que también brillaron en Desafío en la ciudad muerta (The law and Jake Wade ) 1958 de John Sturges , con Richard Widmark .
  Robert Taylor mantuvo una fidelidad legendaria a la MGM, incluso después de que Dore Schary sustituyera en el mando a su protector Louis B. Mayer . Pero la época de los contratos largos con los estudios tocaba a su fin, y tras Party Girl , Taylor hubo de abandonar la productora . Llegaba la década de los sesenta , el cambio generacional era ya un hecho y además su nueva familia y las actividades empresariales que inició unido a su trabajo en el rancho, hicieron que la actividad como actor disminuyera .
   Probó suerte en la TV con la serie The detectives ( 1961 )  de agradable factura, retornó al western clásico Pistolas en la frontera (Cattle king ) 1964 de Tay Garnett , tuvo como pareja a su ex mujer Bárbara Stanwyck en la interesante The night walker , de William Castle y puso todo su empeño en una película independiente y ambiciosa sobre la integración de los indios en la época contemporánea : Johnny Tiger, 1965, al lado de un joven Chad Everett que se convertiría en un gran amigo personal . Pero la película no tuvo el éxito esperado y Robert Taylor comprendió que sus días de estrellato en el cine se habían desvanecido .
  Viajó a España en 1966 para rodar Pampa salvaje, de Hugo Fregonese y a Egipto en 1967 para La esfinge de cristal .
  Pero un cáncer de pulmón comenzó a asaltar su salud, deteriorada por su afición compulsiva al tabaco .  El último año de su vida fue extremadamente duro, con una operación de pulmón y numerosas entradas y salidas en el hospital . Finalmente, Robert Taylor falleció el 8 de junio de 1969 , dos meses antes de cumplir 58 años , en St. John's Hospital (  Santa Mónica, California ) , abrazado a Ursula y adorado por sus hijos que entonces contaban  catorce y diez años .
  Un emocionado Ronald Reagan, que no pudo contener las lágrimas y hubo de ser asistido por su esposa Nancy, pronunció el elogio en el funeral de su amigo. Con Robert Taylor desaparecía un pedazo del Hollywood dorado, de la época de los grandes estudios, de los sueños hechos películas . Había muerto joven como sus rivales y competidores en los años treinta (Tyrone Power -1914-1958 ) y Errol Flynn-1909-1959 ) , pero al igual que ellos su gloria estará garantizada mientras continúen existiendo Margarita Gautier,  Tres camaradas, EL puente de Waterloo,  La puerta del diablo, Quo Vadis ¿, Ivanhoe o Chicago años treinta .

Jeanette MacDonald.





jeanette macdonald


    La imagen de Jeanette MacDonald cantando « Nearer my God to thee «  ante las ruinas de la devastada ciudad de San Francisco, como un himno de fe, esperanza y amor (San Francisco , 1936 . W.S.Van Dyke ) es un símbolo de la fortaleza moral de América . La misma que se puso a prueba en la trágica fecha del 11 de septiembre, la misma que ha de impulsar hoy y mañana el coraje y la ilusión de las buenas gentes .

    El cine norteamericano ha sabido expresar siempre con talento y emoción estos sentimientos . Tiempo para la nostalgia , tiempo para recordar a dos grandes actores, dos excepcionales cantantes que pasearon su talento y su voz prodigiosa por un puñado de películas inolvidables .  Jeannette MacDonald ( 1903-1965 ) ,  fue una de las estrellas genuinas de los años treinta . Favorita de Ernest Lubitsch ( El desfile del amor , 1929  La viuda alegre, 1934 , ambas con Maurice Chevalier  ), que trabajó con Rouben Mamoulian (“Amame esta noche “ 1932 ) , Leo McCarey (“ Let´s go native “ 1930  ) , W.S.Van Dyke ( la mítica “San Francisco “ 1936  al lado de Clark Gable y Spencer Tracy ) , Robert Z. Leonard (“La espía de Castilla , 1937 )  Richard Torpe (“The sun comes up “ 1949 )  y Frank Borzage (Smilin´ trough, 1941 ) antes de emparejarse con el cantante Nelson Eddy ( 1901-1967 ) en ocho películas que enamoraron a los públicos de todo el mundo .
  Jeannette MacDonald fue ademas una mujer comprometida con su tiempo, colaboradora ferviente del Partido Republicano defendió siempre la causa de la libertad y gozó de la amistad de personalidades como Ronald Reagan , Richard Nizon y Barry Goldwater .

   MacDonald y Eddy rodaron  a las órdenes de W.S.Van Dyke :“Marieta la traviesa “ 1935  , “Rose Marie “ 1936 , “Enamorados “ 1938, “Bitter Sweet “ 1940 y “Me casé con un ángel “ 1942, y dirigidos por Robert Z. Leonard  : “Primavera “ 1937, “La ciudad del oro “ 1937 y “Luna llena “ 1940 .
  Jeannette MacDonald  llegó a cantar ópera tras su éxito en el cine . , Nelson Eddy había debutado en la ópera antes de llegar al cine , aparte de su colaboración con MacDonald, trabajó en varios musicales de segundo orden ( pero muy  entrañables como “Let freedom ring “ de Jack Conway  “Northwest outpost “ 1947 de Allan Dwan ), o la notable “Balalaika “ 1939 de Reinhold Schunzel en la que tuvo como compañera a la bella Ilona Massey , una canción : “The Volga Boatman “ – que se puede encontrar en Youtube.com aún pone un nudo en la garganta .  Sin embargo, la película más famosa del actor continua siendo la clásica   “El fantasma de la ópera “ dirigida por Arthur Lubin en 1943 y con Claude Rains en el papel del fantasma .  


    Ambos fueron amigos durante toda su vida ( aunque los biógrafos no se ponen de acuerdo en la naturaleza última de su relación y las últimas revelaciones señalan que estuvieron enamorados el uno del otro , discretamente, durante casi treinta años  ), y ambos se casaron una sola vez con la treintena bien cumplida – Jeannette en 1936 con el actor Gene Raymond y Nelson en 1939 con Ann Smith – muriendo antes que sus respectivos cónyuges .

      En la actualidad sus clubs de “fans” aún se mantienen en Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia , las canciones de “Rose Marie “ ( la “Llamada india del amor “ ) se recuerdan , “San Francisco “ y “El fantasma de la ópera “ se han convertido en films de culto ( igual que los de Lubitsch o Mamoulian ) y quien se acerque a “Primavera “ descubrirá una de las genuinas cumbres del cine romántico .

  La historia cuenta el amor imposible entre Marcia, una cantante de ópera que se ha casado con su empresario( papel que interpreta el gran John Barrymore en una de sus últimas intervenciones en el cine )  sin amarle, y Paul Allison , un nuevo barítono que triunfa en la escena y que se enamora perdidamente de la estrella . “Maytime “ era una opereta de Sigmund Roemberg bastante popular, pero Robert Z. Leonard, con todo el esplendor de la Metro Goldwyn Mayer ( la película la comenzó a rodar Edmund Goulding con un guión distinto pero el proyecto fue paralizado ) construye un suntuoso melodrama romántico lleno de fragmentos de ópera y conservando  tan solo algunas de las canciones originales de Roemberg ( la maravillosa “Will you remember ¿ “ ).
  Pero volvamos a “San Francisco “ de W. S., Van Dyke ( 1889-1943 ) , uno de los pioneros de Hollywood y autor de obras maestras como “Sombras blancas en los mares del Sur “ 1927, “Tarzan de los monos “ 1932, “The thin man “ 1935 y “María Antonieta “ 1938    . Y a su asombroso  final cuando el sacerdote (Spencer TRacy ) lleva al descreido Blackie Norton  (Clark Gable ) al encuentro de la bella Mary (Jeannette MacDonald ) tras el terremoto del San Francisco . El la contempla entonando “Nearer my God to thee “ y ayudando a los heridos . Entonces Blackie mira al hombre de Dios y le pide ayuda para rezar . El cura musita simplemente : “Dí lo que sienta tu corazón, Blackie “. Y el hombre orgulloso cae de rodillas y da gracias a Dios por haber recuperado a la mujer amada  . Instantes después, todos los supervivientes de la catástrofe, a los sones del “Battle Hymn of the Republic “ caminan juntos con un solo grito en los labios : “Construiremos un nuevo San Francisco “ . Suenan entonces las notas de la mítica canción “San Francisco “ y las imágenes de la ciudad derruida por el terremoto se superponen con la de la nueva y pujante San Francisco, aún más espectacular que la destruida




Los Diez Mandamientos . Cecil B. de Mille





  En octubre de 1954 Cecil B. De Mille ( 1881-1959 ) y su equipo zarparon con destino a El Cairo para comenzar el rodaje de una de las grandes obras de la historia del cine, la que iría siempre y en todos los lugares del mundo unida  indeleblemente a su nombre : Los Diez Mandamientos .
 El investigador Henry Noerdlinger había estado investigando durante años, , consultó millares de libros y revistas y fotografías , el resultado fue un libro científico editado por la Universidad de California del Sue : “Moisés y Egipto “.. El primer milagro de “Los Diez Mandamientos “ es su capacidad para unir rigor y aventura, religión y drama , pasión e historia . Todos y cada uno de los elementos de la película están reconstruidos según la documentación histórica más rigurosa, incluso las Tablas de la Ley y los grabados que en ella aparecen . Pocas personas iban a ser conscientes de este esfuerzo, pero el espíritu de De Mille al hacer la película era el mismo que animaba a los autores de las grandes catedrales : emplear el arte para dar testimonio de la grandeza de su fe .  Meses de rodaje, un reparto fabuloso encabezado por Charlton Heston ( cuyo parecido con la célebre estatua de Moisés creada por Miguel Angel, le proporcionó el papel, una de las cumbres interpretativas de su brillante carrera ) , un infarto sufrido por De Mille en la primavera de 1955..... El rodaje concluyó el 13 de agosto de 1955 pero el montaje final no estuvo listo hasta febrero de 1956 . Todo ello pude contarlo con detalle en mis libros sobre De Mille (Cecil B. de Mille. Cileh 1991 ) y Heston (Charlton Heston, la épica de un héroe. Eiunsa. 1999 ).
El estreno tendría lugar el 9 de noviembre de 1956 . “Los Diez Mandamientos “ batió todos los records de taquilla y se convirtió en la segunda película más popular de la historia del cine, tan solo por detrás de “Lo que el viento se llevó “, Hoy, cincuenta años después, la película se ha exhibido ininterrumpidamente en todos los lugares del mundo, logra colosales índices de audiencia en las distintas televisiones y ha sido editada varias veces en video y DVD . “Los Diez Mandamientos “ es la culminación de la grandiosidad de Hollywood, un formidable espectáculo de cultura popular, una lección narrativa de cine y una película comprometida que constituye el máximo esfuerzo del cine para difundir la palabra de Dios “.
  Para conmemorar el 50 aniversario, la Paramount ha lanzado una espectacular edición en DVD con cuatro discos llenos de extras, entre ellos la  primera versión de “Los Diez Mandamientos “ realizada por el propio De Mille en 1923 ( donde la historia bíblica es el prólogo de 45 minutos y el resto del metraje corresponde a una historia moderna de una familia, uno de los hermanos representando al bien, y el otro al mal ).

 


 Coincidiendo con el DVD la editorial JC ha reeditado un libro fundamental, las memorias de Cecil B. De Mille . Bajo el título de “Mis Diez Mandamientos “, el director de “Rey de Reyes “, “EL signo de la cruz “, “Búffalo Bill “, “Unión Pacífico “, “Los inconquistables “, “Piratas del mar Caribe “, “Sansón y Dalila “ y “EL mayor espectáculo del mundo “ nos ofrece un relato apasionante de su vida, sus comienzos en el teatro, su descubrimiento del cine (DE Mille inventó Hollywood yendo a sus desconocidos parajes en 1914 a rodar su primera película : “The squaw man “ ). Hombre íntegro, independiente , decidido, Cecil B. De Mille se comprometió con la causa de la libertad, fue un decidido anticomunista y fue fiel a su estilo hasta su muerte . Siendo el director más popular del cine, fue un autor en el sentido más profundo del término . La visión , hoy, de la magna “Los Diez Mandamientos “ es la mejor prueba de su inmenso talento , sobre todo en secuencias tan magistrales como el Exodo o en ese momento de profunda tensión en el que Yul Brynner lleva a Anne Baxter ante un Moisés (Charlton Heston ) atado y prisionero para que contemple el deseo que nunca podrá saciar . Sádica venganza  en esta escena magistral de una obra maestra asaeteada de continuo por momento mágicos e inolvidables .






LOS DIEZ MANDAMIENTOS (The Ten Commandments ) USA 1956 una producción Cecil B. De Mille para Paramount . Director : Cecil B. De Mille. Guión : Aeneas McKenzie, Jesé Lasky jr. Fotografía : Loyal Griggs. Música : Elmer Bernstein . Montaje : Anne Bauchens . con Charlton Heston (Moisés ), Yul Brynner (Ramses ), Anne Baxter (Nefertari ), Edward G. Robinson (Dathan ), Yvonne de Carlo (Séfora ), John Derek (Josué ), Nina Foch, Vincent Price, John Carradine , Henry Wilcoxon.

LIBRO : MIS DIEZ MANDAMIENTOS . Cecil B. De Mille . Ediciones JC. Madrid 2006

 








Cien años de Ronald Reagan. Actor y Presidente



       Actor, presidente del Sindicato de Actores en 1947 ,  Gobernador de California en 1966 –reelegido en 1970 - , Presidente de los Estados Unidos ( 1980-1988 ), pocas personas podrían alardear de poseer una vida tan completa y dispar, desde compartir películas con Errol Flynn, Bette Davis, Humphrey Bogart, Olivia de Havilland,  Virginia Mayo, Bárbara Stanwyck, Lee Marvin , Patricia Neal , o Rhonda Fleming, hasta escribir página de la historia del siglo XX con Margaret Thatcher , Juan Pablo II o Gorbachov, siendo ariete para derribar el comunismo o protagonizando una nueve época de ilusión y renovación en su país .
   Algunos comentaristas han insistido en que fue un actor mediocre o fracasado . En absoluto; es cierto que Ronald Reagan no disfrutó de un estrellato que tan solo lograron un puñado de elegidos, pero se mantuvo casi treinta años en la edad dorada de Hollywood, interpretando con sobriedad y eficacia un buen número de películas , casi todas interesantes . En 1940 , tras aparecer en Amarga victoria, de Edmund Goulding, protagonizada por Bette Davis ,  tuvo su primer papel importante en la biografía del legendario entrenador de futbol de la Universidad de Notre Dame en Indiana, Knute Rockne, interpretado por Pat O’Brien.  Después vinieron El camino de Santa Fe, de Michael Curtiz, con Errol Flynn y Olivia de Havilland o Desperate journey 1944 dirigida por el gran Raoul Walsh, de nuevo con Flynn en el papel principal .
  Enseguida llegaría su mejor trabajo ,  el  mejor amigo del protagonista ( Robert Cummings) en Cumbres de pasión (Kings row, 1942), ambientada en una pequeña y próspera ciudad estadounidense y dirigida por Sam Wood .  Basada en la novela de Henry Bellamann, la película narra  los conflictos familiares y los dramas de una pequeña ciudad idílica en apariencia . La escena culminante es la amputación de la pierna al personaje de Reagan. Al  despertar y  descubrir la ausencia de sus piernas  “¿Dónde está el resto de mí?” Tan famosas se hicieron estas palabras que Reagan las usó como título de su  primera autobiografía publicada en 1965.
  Otra de sus mejores películas es The hasty heart (1949), cuya acción se desarrolla en un hospital para soldados durante la Segunda Guerra Mundial y ya en los años cincuenta, participó en westerns tan interesantes como El jugador (Tennesee, s partner ) 1955 de Allan Dwan, con John Payne y Rhonda Fleming, La reina de Montana, 1957 de Allan Dwan, con Bárbara Stanwyck  , aventuras : Hong Kong, 1952 de Lewis R. Foster,  Prisioner de guerra, 1954 de Andrew Marton , o el film bélico de Nathan  Juran , Hellcats of the Navys  , en la que también intervenía Nancy Davis .
  Se retiró del cine en 1964 tras filmar otra de sus mejores películas, el espléndido “trhiller “ de Don Siegel : Código del Hampa (The killers ) junto a Lee Marvin, John Cassavetets y Angie Dickinson .

 



Durante ocho años (1940-48) estuvo casado con la actriz Jane Wyman , en  1949 conoció a Nancy Davis, que también hacía sus pinitos como actriz  , contrajeron matrimonio el 4 de marzo de 1952 en la Little Brown Church en el San Fernando Valley[ ] El actor William Holden fue el padrino en la ceremonia. Tuvieron dos hijos: Patti (nacida en 1952) y Ron (nacido en 1958

  Gran amigo de Robert Taylor y colaborador de la Alianza para la defensa de los ideales americanos, junto a De Mille , Capra, Ford, Vidor, McCarey , Gary Cooper, Jeanette MacDonald, Ginger Rogers, Bárbara Stanwyck, Adolphe Menjou, Ward Bond, Walt Disney o John Wayne , comenzó a tantear la política durante sus años como Presidente del Sindicato de Actores . Pertenecía entonces al  Partido Demócrata hasta su ingreso en 1961 en las filas republicanas . Su primera gran actividad sería un  entusiasta discurso en apoyo a la candidatura presidencial de 1964 de Barry Goldwater

  Tras su éxito en el gobierno de California intentó la carrera presidencial tanto en 1968 como en 1976 . Su carrera parecía entonces concluida, pero en 1980 regresó a sus 69 años para lograr la nominación y vencer al Presidente Carter . Una nueva época acababa de iniciarse en la historia de los Estados Unidos de América . En 1984 arrasó en la reelección – frente al demócrata Walter Mondale – logrando una de las victorias más apabullantes de la historia electoral norteamericana . Y su vicepresidente George H. Bush – con su apoyo personal – ganó las presidenciales de 1988 frente a Michael Dukakis . La revolución conservadora de Reagan era ya un hecho incontrovertible .
 Sus mandatos tuvieron problemas enormes, nada más llegar la solución del secuestro de numerosos americanos en Irán, después una dura crisis económica y siempre como telón de fondo , la tremenda realidad de medio mundo aún dominado por la dictadura soviética .
Reagan insufló optimismo a la sociedad, como Kennedy, pero sus resultados fueron mucho más efectivos, devolvió a su gente el orgullo de ser americano, detuvo intelectualmente el avance del excesivo intervencionismo estatal y con su arriesgada política de defensa favoreció la expansión de la libertad en el mundo y ahogó de forma definitiva el imperio soviético . Ya con George H. Bush en la Presidencia, la caída del muro de Berlín en 1989 significa en buena medida el término del siglo XX y el inicio de una nueva era .
  Esta movilización optimista, esta recuperación de los viejos y eternos valores del sacrificio, el esfuerzo y la honestidad son los que – pese a sus enemigos – le han hecho ser admirado por millones de personas en Estados Unidos , aún los en cierto modo lejanos a sus ideas .
  Reagan, además, poseía las ideas claras y supo tomar decisiones complicadas, siendo asimismo capaz de delegar la gestión diaria técnica en sus colaboradores . De ahí que su imagen sirva para caracterizar el liderazgo en el último tercio del siglo pasado, sobre todo en el tiempo actual tan falto de líderes sólidos y carismáticos .



   Federico Jiménez Losantos resumió su esencia : Reagan no fue sólo el hombre que supo ver lo que había que hacer, sino cómo hacerlo. Reagan no fue sólo el político que supo captar la esencia del gran combate del siglo XX, el de la libertad individual contra la tiranía colectivista, sino cómo utilizar el poder del Estado, del más poderoso de los Estados contemporáneos, al servicio de la sociedad, de todas las sociedades libres, empezando por la suya propia
   Reagan fue menospreciado, insultado y atacado,  pero nada de ello hizo descender sus índices de popularidad;  hoy , además de sus herederos políticos, el propio Presidente Obama se declara ferviente admirador suyo . El 6 de febrero de 2011 , fecha de su centenario, numerosas ciudades y estados de EEUU han proclamado  su memoria “El día de Ronald Reagan” y su legado es   patrimonio de la nación .
  Su vida como Presidente   tendrá una adaptación cinematográfica basada en dos biografías de Paul Kengor  , su memoria es ya historia viva del siglo y del propio presente .
 

Errol Flynn. Galalrdo y Calavera




En septiembre de 1959  se publicaba el libro My wicked, wicked days , las memorias de Errol Flynn, el héroe aventurero de clásicos como Robin de los Bosques y uno de los más gallardos galanes del cine , coetáneo de Tyrone Power, Robert Taylor o Stewart Granger .
  Cincuenta años cumplidos el 20 de junio, una carrera que comenzaba a reponerse tras años de vacilación ( en las dos ultimas temporadas Errol había intervenido en películas sobresalientes como Fiesta, de Henry King, al lado de Tyrone Power, Ava Gardner y Mel Ferrer y La raices del cielo, de John Huston, con Trevor Howard y Juliette Grecco ) pero una salud seriamente resentida a causa de décadas de vida disipada y abusos de todo tipo . Errol vivía peligrosamente y las páginas de su libro describen de forma encantadora, a veces ingenua, sus aventuras, sus ilusiones, sus fracasos ( sobre todo la estafa de la que fue objeto y que le dejó arruinado en Europa, con una película colgada : William Tell  y deudas por doquier ) y sus relaciones con las mujeres . Tres matrimonios, (Lili Damita, Nora Eddington, Patrice Wymore ) infinidad de romances , una existencia al límite de la que Errol , aún consciente de sus errores, se sentía orgulloso . El libro se lee de un tirón, asombra por su sinceridad y revela el carácter abierto de su protagonista, también su optimismo que se resume en sus ultimas frases : acabo de cumplir cincuenta años,  estoy iniciando la segunda parte del camino de la vida, pero sé que el telón aún está lejano. Apenas dos meses después, el 14 de octubre de 1959, Errol Flynn moría en Vancouver (Canadá ) víctima de un infarto pero con un cuadro médico aterrador que prácticamente le impedía ya trabajar . A su lado la apenas veinteñaera Beverly Adland a la que conoció en una fiesta y a la que se había llevado como coprotagonista en su última película, la modesta producción semidocumental Cuban rebel girls, rodada en los estertores de la Cuba de Batista y en los inicios de la revolución de Fidel Castro .
  Tras la muerte de Errol Flynn aparecieron multitud de leyendas urbanas sobre sus hazañas, sus excesos y sus anécdotas personales. Un señor  llamado Charles Higham llegó a publicar una escandalosa biografía : Errol Flynn, The untold story  .  Tan mala y falsa como la que hiciera Hector Arce sobre Tyrone Power en estos mismos años.

En sus páginas, aparte de numerosas elucubraciones sobre aspectos más o menos oscuros de la vida del actor, se alcanzaba el paroxismo al describir  , no solo los centenares de relaciones con mujeres sino orgías de toda índole , bisexualidad , drogas , alcohol ...y como colofón un presunto sensacional descubrimiento .     Errol Flynn, el gallardo Robin Hood que casi muere en Madrid en 1937 haciendo reportajes sobre la guerra civil española, era en realidad un espía nazi, amigo   de varios prebostes del nacionalsocialismo a los que siempre apoyó en  secreto hasta el final de su vida .  Higham manipulaba documentos secretos desclasificados y con pruebas circunstanciales o amistades peligrosas de Errol construía su tesis . Años después hubo de  reconocer que había llegado demasiado lejos en sus conclusiones , aunque continuó difundiéndolas . Sencillamente varios de los documentos eran falsos y no había la menor prueba de actividad de espionaje en la vida de Errol Flynn . También sus ex esposas desmintieron radicalmente algunas de las actividades sexuales que Higham atribuía con todo desparpajo al actor, cuya vida privada ya contenía numerosos elementos morbosos sin necesidad de inventarse otros nuevos .   La nueva documentación rebatiendo las actividades de espionaje y la presunta bisexualidad se contienen en Tony Thomas' Errol Flynn: The Spy Who Never Was (Citadel, 1990)  y  Buster Wiles' My Days With Errol Flynn: The Autobiography of a Stuntman (Roundtable, 1988).





  La web ,  http://www.inlikeflynn.com , mantenida por su hija Rory es tambien una magnifica fuente de información para conocer la vida y la época de un actor de leyenda, de un mito auténtico y perdurable como Errol Flynn .
  La edición española de las memorias del actor ( que ya fueron traducidas hace años con el título de Gallardo y Calavera ) constituye una magnífica oportunidad para adentrarse en una historia tan atrevida y fascinante como la mejor novela de aventuras . Errol Flynn, aventuras de un vividor, (T & B editores )  supera con creces la ficción de muchas películas , incluidas las suyas , inolvidables títulos como Robin de los Bosques, La carga de la brigada ligera, El capitán Blood, Gentleman Jim, Murieron con las botas puestas, Objetivo Birmania, El burlador de Castilla ...

Las imágenes perdidas





 ¿ Qué son las imágenes perdidas ¿ se pregunta un espectador contemporáneo igual que  Jean Luc Godard se hacía esa pregunta al contemplar las imágenes del desierto en Bitter victory, de Nicholas Ray o el rostro de Gary Cooper en El hombre del Oeste, de Anthony Mann .
   Juan Pinzás reflexiona sobre sí mismo y sobre la naturaleza del propio cine – como Fellini en Ocho y medio – y lo hace recorriendo las huellas de su pasado, retornando a su Galicia natal para encontrar unas imágenes rodadas en algún cortometraje de los inicios de su carrera y que tal vez puedan encerrar una clave para interpretar su vida, su pasado y quien sabe si su futuro.


Juan Pinzás  es uno de los cineastas más personales y rabiosamente independientes del panorama cinematográfico español .  El cine – una de las pasiones de su vida – se inicia  con una cámara de Super-8 mm. entre los años 1977 y 1980,  formato en el que rueda varios cortos que poco a poco van constituyendo una especie de ensayo original de algunos de los temas y obsesiones que formarán su obra futura .
La vocación  del cine nace desde los primeros años de su infancia  en los que sus ojos, sus experiencias y su educación se tiñen de la belleza de los paisajes gallegos y descubre la magia de las imágenes en movimiento en casa de sus abuelos.

Toda su obra – producida por Atlántico Films – Pilar Sueiro -  ha sido hasta ahora intensamente personal, variada y plena de propuestas originales :  La gran comedia era un homenaje a Berlanga, irregular pero llena de simpatía. El juego de los mensajes invisibles se adentraba en el cine literario, con un equilibrio complicado entre realidad y fantasía basado en la novela El hijo adoptivo de Alvaro Pombo . Contó además con un excepcional reparto encabezado por Antonio Ferrandis, Eusebio Poncela, Mayrata O,Wisiedo y Jose Luis López Vázquez . A continuación filma   La leyenda de la doncella , un viaje al mundo de la magia y la fantasía a través del erotismo, la comedia y las meigas gallegas . En ambas películas brilla una inquietante recreación de los universos ocultos de los personajes, amén de una gran capacidad para captar la belleza del paisaje (siempre Galicia) convirtiéndole en una pieza más de la trama (como hicieron los grandes clásicos del “western“, John Ford, Cecil B. de Mille, Delmer Daves o Anthony Mann).
  Pero Juan Pinzás, enamorado del cine clásico y de las vanguardias, seguidor de Paul Verhoeven, David Lynch , Werner Herzog, Jean Luc Godard o Federico Fellini , da un nuevo paso en su particular hoja de ruta : las películas Dogma ha permitido experimentar a Juan Pinzás con el tratamiento de los actores, con los diálogos (algunas veces con su parte de improvisación), con la cámara y sobre todo con los sentimientos de los personajes.
            Tras la trilogía: Érase otra vez, Días de boda, El desenlace – donde destacan Beatriz Rico, Javier Gurruchaga y un excepcional Pepe Sancho , se abre una etapa llena de posibilidades expresivas, y desde luego intensamente personales, de este singular cineasta con un universo propio que muestra toda su potencialidad en “ Las imágenes perdidas “. .
   El protagonista – un director de cine – acaba de salir de una enfermedad y sus sueños le inquietan y agitan. No se trata tan solo de encontrar el tema adecuado para su siguiente obra, sino de encontrar de nuevo la raíz de su propia existencia . Para ello habrá de retornar a su Galicia natal, buscar a sus viejos amigos y redescubrir los entrañables cortometrajes de entonces, los que abrieron su trayectoria artística .
La película es un viaje en búsqueda de las claves de la creación artística, a la vez que una reflexión sobre el sentido de la vida y un homenaje al  cine a través de dos grandes actores que encontraron sus propias imágenes dando vida a multitud de personajes .
El viaje conduce a Pinzás  desde Madrid hasta Galicia en busca de unas imágenes perdidas que había rodado en los años ochenta.. Finalmente hallará en Vigo, su ciudad natal, de la que realiza un singular retrato, una vieja película en formato de Súper-8 mm con las imágenes buscadas. ¿Pero debe entonces detenerse el camino ¿ . Seguramente no .
     La catarsis se produce con el visionado de la película redescubierta  que resulta ser un homenaje al cine . El artista ahora ha realizado su obra y puede compararla con el esplendor de sus esperanzas de aquel tiempo .
 
  El viaje es iniciático y de remembranza , Vigo, el mar, los viejos amigos, el puerto marítimo, los pescadores en el mercado, el puerto, las calles bulliciosas,  la emocionante procesión del Cristo – una de las escenas más sobrecogedoras de la película - , los amigos de antaño,  y al fondo siempre el cine , la pasión de la vida vista a través de unos ojos que se han convertido en cámara de cine .

 
     Pinzás comparte sus reflexiones con Javier Gurruchaga, actor, cantante, showman, colaborador suyo en Días de boda y uno de los protagonistas de   El desenlace .  Y añade la presencia de un mito del cine de género español, Paul Naschy ( 1934-2009 ) el hombre lobo español, el autor de El huerto del francés , La bestia y la espada mágica o  El retorno del hombre lobo y protagonista de más de cien películas la mayoría en el género fantástico . Paul Naschy – que intervino en la película Dogma Erase otra vez – se puso por última vez en su vida delante de una cámara en estas Imágenes perdidas con las que Juan Pinzás va dibujando su visión personal del mundo y del cine .
¿Existen esas imágenes perdidas ¿. Tal vez sean nuestros recuerdos, nuestras ilusiones del pasado que pugnan por seguir ocupando un lugar en el presente y para el futuro .
  La película se define como un documental de creación , en realidad es un análisis poético del proceso mismo de la creación cinematográfica, desde los maestros que enseñan el camino, los mitos que se han convertido en iconos (Lex Barker, Charlton Heston, Laurel y Hardy ….) o la implicación de la propia vida en las películas .
¿ Qué es el cine ¿, Qué es la vida ¿ . Francois Truffaut llegó a musitar que el cine era preferible a la vida , al menos guardaba al creador la facultad de manipular esos pedazos de existencia en celuloide de los personajes . Julián Marías definió con propiedad al cine como un escorzo de vida humana . Para Juan Pinzás las imágenes perdidas y recobradas se integran en lo más profundo de su ser, por eso en su búsqueda el protagonista recuerda su vida anterior, busca sus raíces y al hallarlas encuentra un nuevo sentido para seguir creando . No en vano, varios de los hallazgos de este reencuentro serán utilizados por Juan Pinzás y la productora Pilar Sueiro para sus nuevos proyectos cinematográficos .  
  Una película compleja, acompasada por la esplendida banda sonora de Juan Sueiro, bella y profunda que no se parece a ninguna otra y que resulta de ineludible visión para cualquier cinéfilo enamorado del Séptimo Arte.  

martes, 8 de febrero de 2011

Besos y palabras




  Se puede besar el alma con palabras
dulces de amor
palabras .

Escritura infinita que arrebata el sueño
construyendo universos  de cielo
y de flores
azules y blancas .

Haz crecer la esperanza en tu vida
regada de voz y silencio
de libros y  alas .

Besa ahora y siempre
mujer valiente
tus mismas palabras .

Deseo




Vértigo de tu piel desnuda
que sacude mi cuerpo.
Mis ojos se arrebatan
con tu mirada de fuego .

Néctar de la diosa que se atrevió
a amar en la tierra ,
a gemir con el alma
perdiendo sus alas.

Ven a mí esta noche,
sacia mi deseo
con tus labios, con la yema de tus dedos
recorriendo mi vida
y rasgando –puñales de oro-
el interior del espíritu .

No te detengas, oh diosa
de paraísos perdidos ,
el deseo no se calma,
tan solo duerme
y siempre espera .

Geometría Sentimental . Teoría del amor



 

   


“ Y entonces descubrí algo inesperado y acaso aún más interesante ; que puede haber una “ antropología cinematográfica “ , porque el cine es , con métodos propios , con recursos de los que hasta ahora no se había dispuesto , un análisis del hombre , una indagación de la vida humana

JULIAN MARIAS  (Discurso de la toma de posesión como académico , de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando . 16, diciembre 1990 )


    
   Tradicionalmente, la metafísica, tal y como fue concebida por Aristóteles, se identifica con la ontología, es decir, con la ciencia del ser y la teoría del conocimiento; sin embargo, Ortega, sin renunciar a esa visión, incluye un nuevo modo de acercamiento. Para saber a qué atenerse, el hombre necesita una certidumbre radical, en la medida que no la tiene, la busca, porque le es necesaria; de este modo, en certeza expresión de Julián Marías, la metafísica, según la razón vital, sería la búsqueda de la certidumbre  radical acerca de la realidad radical.

  1. La metafísica no es una certeza en que se está, sino una certeza a que se llega.
  2. La metafísica ha de justificarse; entre otros casos, ha de dar razón de sí misma.
  Ortega lo describió de forma admirable : “ ¿No merece la pena de que antes de que la metafísica empiece a decirnos lo que es el Universo paremos mientras en este hecho previo, humildísimo, pero irrecusable, de que la metafísica misma no es sino algo que el hombre, usted y yo, hacemos con nuestras vidas y que ésta, en consecuencia, es algo anterior, antepuesto a cuanto la metafísica o cualquier otra ciencia o la religión misma nos vaya a descubrir? “.

Julián Marías,  construye en “Antropología metafísica “  una  apasionante interpretación y desarrollo del contenido de una metafísica según la razón vital .Su base y su núcleo seria, obviamente, el análisis de la estructura de la vida humana, la realidad radical de cada persona, de cada uno de nosotros.
La vida humana posee una estructura que descubro analizando mi propia vida; el resultado de ese análisis es una teoría que se puede denominar analítica.

Estas estructuras analíticas permiten aprehender la realidad singular de cada vida, y la forma más singular de hacerlos es contándola. Ahora bien, esa estructura analítica (narración de una vida) tiene unos supuestos que no podemos pasa por alto; cuando contamos , por ejemplo, la biografía concreta de un hombre estamos dando por supuesto lo que denominamos hombre , es decir, la serie y el conjunto de elementos previos a cada biografía y con los cuales contamos. A esa zona de realidad es a la que Marías llama estructura empírica.

Ahora si nos encontramos en disposición de entender, de manera completa, lo que es el hombre: el conjunto de las estructuras empíricas con que se nos presenta la vida humana.

De esta manera tendremos:
Antropología
Sería la ciencia de la estructura empírica, es decir el análisis de lo que el hombre es:

-          La realidad de la vida humana.
-          Estructura de la vida humana.
-          Mundanidad y sensibilidad.
-          Instalación corpórea.
-          Condición sexuada.
-          Condición amorosa.
-          Mortalidad humana.

Sin olvidar, en ningún momento, que el hombre es una realidad que yo encuentro en el ámbito de mi vida, es decir, como una realidad radicada en la que es evidente la realidad radical: mi vida.

Metafísica.

Comprendería el estudio de la teoría de la vida humana como realidad radical:

-          Experiencia de la realidad circunstancial.
-          Razón vital: masculina y femenina.
-          Sentido de la vida.
-          Azar, imaginación y libertad.
-          Teoría del conocimiento.
-          Felicidad humana.
-          Relación con Díos.
-          Vida perdurable.


  Centrémonos en uno de los vectores descritos, la geometría sentimental y pongamos en marcha la razón vital para aprehender una auténtica antropología del cine , partiendo de las películas – obras de arte- y utilizando a fondo los instrumentos intelectuales propuestos por Ortega y Gasset y  Julián Marías .


-GEOMETRÍA SENTIMENTAL .LA CONDICION AMOROSA.





Hoy me he enterado de que Soledad se fue ayer de Madrid para una ausencia de varios días. He tenido, al punto la sensación de que Madrid se quedaba vacío y como exangüe(..)
Ahora noto hasta qué punto mi amor a Soledad irradiaba sobre toda la ciudad y toda mi vida en ella.
José Ortega y Gasset.  
 
     La condición amorosa es uno de los ingredientes básicos de cualquier análisis antropológico. En lo que se refiere al cine, el amor se presenta como uno de los grandes temas de su contenido, tal vez el máximo de ellos.


-CONCEPTO DE GEOMETRÍA SENTIMENTAL
El Diccionario de la Real Academia señala tres notas fundamentales tales en la definición del amor; afecto por el cual el ánimo busca el bien verdadero o imaginado, y apetece gozarlo, pasión que atrae un sexo hacia el otro y persona amada.
La condición amorosa hace referencia a la base antropológica, tan fundamental que el amor tiene una persona, tal y como la condición sexuada con la que se une y confunde de manera indefinible.
Sócrates estimula que el amor era la única cosa de la que podía hablar con conocimiento de causa. Platón estimaba que, en su aspiración hacia el objeto amado, el acto de amar es fecundo y engendra belleza.
La aparición del cristianismo supone una compleja profundización en el concepto del amor. Según San Pablo se trata de lo que no desaparecerá nunca, en tanto que San Agustín consideraba que no tiene medida, y para Santo Tomás de Aquino la caridad, como amor cristalizado, hace posible que las virtudes naturales sean plenas.
El análisis del amor llena las páginas de muchos filósofos modernos y contemporáneos; Kant ( tratado sobre el sentimiento de lo bello y lo sublime), Schopenhauer ( dos seres que se aman rompen violentamente con las concepciones sociales), Marx Scheler ( el amor no es arbitrario, sino selectivo), Miguel de Unamuno, Erich Fromm (autor del célebre “Arte de amar”)... 





   El texto de Ortega sobre Soledad  es una narración , casi parece la página azarosa de una novela : “Hoy me he enterado de que Soledad se fue ayer de Madrid “ , es decir, nos encontramos ante un acontecimiento que ha cambiado el curso habitual de la vida personal de quien está narrando los hechos , y sus observaciones nos sumergen de lleno en el análisis antropológico .
  Madrid sigue igual , con sus mismas plazas y calles (...) sin embargo, todo eso parece haberse vacíado de sí mismo y conservar solo so exterior, su careta (..) Los mismos atributos geométricos , topográficos , de Madrid, han perdido toda su vigencia “ .
  En esta descripción asistimos a la presentación circunstancial de las realidades, en este caso la ciudad ; Madrid , aunque sea la misma , circunstancialmente no lo es , porque Soledad se ha marchado y ha dejado vacía , con su marcha , una porción considerable de la realidad concreta .
  Las conclusiones son de gran importancia :

a-     Yo no soy yo sin la circunstancia , ni ella es tal sin mí . La circunstancia afecta, por tanto, a la realidad estrictamente personal .
b-     Los elementos de la circunstancia pueden resultar unos privilegiados sobre los otros , hasta el punto de cambiar, incluso la relación física del espacio y del tiempo . El centro era la casa de Soledad y la periferia todos aquellos sitios donde Soledad nunca aparecía .
c-      Nuestra visión de la realidad es esencialmente perspectivista . De la mujer concreta , soledad, no depende la realidad Madrid , pero en la narración de mi vida personal sí supone un  ingrediente trascendental .
Ortega continúa escribiendo : “La ciudad  donde se que está ahora , ayer indiferente , comienza a adquirir el más sugestivo modelado . Es un esquema cuyas líneas  comenzasen a palpitar(...)  todo, en fin,  parece trastocar su ordenación e irse articulando en el sentido y bajo el influjo del nuevo centro geométrico de atracción sentimental
   El amor no supone la fusión de dos personas ; cada una continua  siendo quien es, lo que se produce , en expresión de Marías , es una “ comunicación de las circunstancias “, o , lo que es lo mismo , “ el enamoramiento consiste en que la persona de la cual estoy enamorado se convierte en mi proyecto “. En definitiva : mi proyecto la incluye .
    La geometría sentimental , por tanto, se ocupa de la condición amorosa, integrándola en una visión perspectivista y circunstancial , como si se tratara de la descripción figurativa y geométrica de nuestros centros vitales y personales cuando entran en relación con los de otro . ¿Qué sucedería si ese proyecto, de repente, desapareciera ¿

   La metafísica y la religión han dado vueltas y respuestas sobre estos interrogantes radicales . El cine también ha exprimido a fondo las inmensas posibilidades de aproximación al núcleo amoroso de la condición humana