Top 10 visitantes

viernes, 1 de septiembre de 2017

CINE Y RELIGION . EL PAPA EN EL SEPTIMO ARTE












Un recorrido por las películas que han reflejado la vida de los Papas en la Iglesia Católica .


EL CARDENAL
(The Cardinal ) USA 1963
De Otto Premminger
Guión : Robert Dozier
Con Tom Tryon, Carol Linley, Dorothy Gish, Maggie McManamara, Bill Hayers, Cecil Kellaway , John Huston


Otto Premminger  (Laura, Anatomía de un asesinato , Exodo , Tempestad sobre Washington ) era un realizador potente y brillante, capaz de hacer películas con tesis que ante todo eran soberanas lecciones de puesta en escena .  Tras la disección de la política americana que fue  “Tempestad sobre Washington “, Premminger se embarcó en un ambicioso proyecto sobre un hombre de iglesia . El resultado es “El cardenal “, una película polémica pero que ejemplifica a la perfección el estilo de su realizador.   La historia recorre los avatares biográficos de un hombre ambicioso, de un sacerdote brillante al que nada de lo humano le es ajeno .
  Lo mejor de la película es el tono incisivo de la narración y la admirable recreación psicológica de los personajes.  En su fecha de estreno fue recibida con cierta polémica ( como, por otra parte se recibieron otras obras del autor como “Exodo “ o “Tempestad sobre Washington “, por no hablar de la franqueza en los diálogos de “Anatomía de un asesinato “ o la descripción de las drogas en “El hombre del brazo de oro “ . Pero Premminger es enormemente respetuoso con la Iglesia Católica, si bien no se recata en pintar lo que de ambición humana subyace en la carrera eclesiástica de un hombre brillante y contradictorio que combina su auténtica vocación con ribetes de ambición desmedida .
Tom Tryon es el cardenal, el hombre que pudo llegar a ser Papa , tal vez demasiado humano para convertirse en el Vicario de Cristo, pero sin duda impregnado de Dios hasta lo más hondo de su corazón . La vida va rompiendo sus jirones en un hombre como los demás, pero que – tocado por el dedo de Dios – aprende al final de su existencia la verdadera esencia de su vocación sacerdotal .  Al final del camino, cuando el cardenal vuelve la vista atrás es cuando siente sobre sí la caricia de la Providencia, en sus triunfos y en sus fracasos, en sus virtudes y en sus pecados . 




“El Cardenal “ es puro Otto Premminger, cine comprometido en el buen sentido del término, un montaje ágil y un guión apasionante que se unen a una puesta en escena que sabe en todo momento como atrapar la atención al espectador . En  su tiempo resultó escandalosa por la presentación de un sacerdote humano , con tentaciones humanas , pero hoy aparece como un retrato verosímil de un hombre de Dios, con caídas como toda persona, pero con una idea clara de cual es el camino que se debe recorrer . El personaje de Tom Tryon, junto con el del sacerdote de “El fugitivo “(The Fugitive ) 1947 , una de las grandes obras de John Ford ( con Henry Fonda  de protagonista ) es uno de los más complejos y apasionantes jamás trazados en una pantalla de cine .



LAS SANDALIAS DEL PESCADOR (The shoes of fisherman ) USA 1968
De Michael ANDERSON
Guión :  James Kennaway, John Patrick
Con Anthony Quinn , Laurence Olivier, Oskar Werner, David Janssen, Vittorio de Sica, Leo McKern, John Gielgud , Arnoldo Foa .

- La elección providencial de Karol Woijtyla como Sumo Pontífice en 1978 hizo volver la memoria de los aficionados al cine a esta película , muy popular en su tiempo, que recoge la entonces fantasía histórica de un Papa proveniente de los países del Este . Michael Anderson, sólido artesano que llegaría a filmar una versión de la obra de teatro del propio Woijtila :” El taller del orfebre “, fue el encargado de dirigir “Las sandalias del pescador “, según el “best seller “ de Morris West .

  La novela original planteaba una posibilidad revolucionaria para la época : una Papa no italiano y además de los países del este . Todo ello en medio de la dictadura comunista que sometía a media Europa bajo su tiránica ley .

    Todos los entresijos de la elección papal se describen en “Las sandalias del pescador “ con generoso lujo de detalles , siempre  bien servido por un reparto de lujo en el que destacan el gran Laurence Olivier y Vittorio de Sica, secundando a Anthony Quinn que tiene a su cargo uno de los mejores personajes de su larga carrera profesional . 
  Pero la película de Michael Anderson (La vuelta al mundo en ochenta días ) concentra numerosas propuestas añadidas . El cardenal protagonista ha estado varios años preso en un campo de concentración comunista en Siberia . El mundo está agitado por una crisis internacional agitada por las grandes potencias : Estados Unidos y las dos zonas de influencia comunista , China y la URSS que rivalizan en su poder.  En esta encrucijada política, la elección del cardenal curtido en mil problemas se antoja no solo un problema práctico sino un reto para una personalidad herida por los avatares de la vida .
La combinación de intriga política, conflicto eclesiástico y drama humano está muy bien lograda y los momentos que describen la elección del Papa resultan periodísticos, casi documentales en su verismo .  Tal vez el metraje resulte excesivo, pero escenas como el saludo del nuevo Papa están destinadas a grabarse para siempre en la memoria del espectador .

  Michael Anderson  logra una de sus mejores obras, tal vez la historia se resienta un tanto de su excesiva longitud y es posible que en algunos momentos una cierta frialdad acompañe a la puesta en escena , pero son pequeños defectos en una película que continúa siendo la más espectacular y famosa de cuantas han relatado la elección papal en la Historia del cine .


DE UN PAIS LEJANO (Da un paese lontano ) Italia – Polonia . 1981
De Krystorff Zanussi
Guión : Diego Fabbri, Andreck Kijowski.
Con  Cezary Morawski, Sam Neill , Christopher Cazenove, Lisa Harrow, John Welsh, Maurice Denham, Daniel Olbrichsky .





  La biografía de Karol Woijtyla  desde sus comienzos en Polonia hasta su elección como Papa de la Iglesia Católica, compone el núcleo argumental de esta superproducción europea dirigida por el amigo personal del Pontífice, Krystorff Zanussi  (Premio Robert Bresson 2003 otorgado por el Consejo Pontificio de la Cultura y autor en 1997 de “Hermano de nuestro Dios , un guión del propio Juan Pablo II ) . .
  La película recoge con gran fidelidad la juventud y primera madurez de Woijtila, ayudada por la gran interpretación de Cezary Morawski .  La vida dura de la Polonia de la época se recoge en una imágenes que poseen fuerza y verismo, en las que Zanussi apuesta por huir del melodrama para ahondar en la psicología de los personajes y en la descripción de sus circunstancias . La historia comienza  en las Navidades de 1926 , con un Karol niño que celebra las fiestas junto a su padre y que enseguida traba amistad con otro muchacho llamado Wyszynski ( futuro cardenal primado de Polonia ).  A partir de ahí, “De un país lejano “ narra la odisea personal de un hombre de Dios que , consciente de su misión, decide entregarse a ella por completo . No importa el resultado, sino el ofrecimiento y la claridad del camino : Todo en manos de Dios( y de la Virgen María cómo luego proclamaría su lema Totus Tus ) , podría ser el lema del sacerdote polaco que acierta a distinguir la eternidad en todas las cosas de la vida

  Zanussi, cineasta católico, es objetivo en la puesta en escena, pero no olvida el compromiso de la fe que se traduce en la plasmación del sentido sobrenatural que anima la vida de su protagonista .  En este sentido, el reflejo de las sobresalientes cualidades de quien luego sería uno de los Pontífices más profundos y decisivos de la historia de la Iglesia, se convierte en la mejor virtud de una película sencilla, pero honda, espiritual pero humana hasta acariciar lo más profundo del corazón .



EL TORMENTO Y EL EXTASIS (The agony and the ecstasy ) Usa – Italia . 1965
De Carol Reed
Guión : Irving Stone y Philip Dunne .
Con Charlton Heston, Rex Harrison , Diane Cilento, Adolfo Celi, Harry Andrews, Alberto Lupo.






Una obra  maestra conducida por las geniales interpretaciones de Charlton Heston (Miguel Angel ) y Rex Harrison ( el Papa Julio II ) . La inspiración y la creación de las pinturas de la Capilla Sixtina sirven para que el gran Carol Reed (El tercer hombre , Trapecio, Oliver ) ofrezca un apasionante retrato del artista y del político . Del hombre y del Papa . Si Miguel Angel acaricia la gracia de Dios con su arte, el Papa entregado a la política, recupera la voz del espíritu cuando extasíado ante la obra exclama : Hijo mío, yo seré recordado , no como Papa, sino como el hombre que encargó estas pinturas “ .


   La fotografía de Leon Shamroy es excelsa y brilla en escenas culminantes como aquella en la que Miguel Angel encuentra, por fin, la inspiración para su obra .

  El duelo entre Charlton Heston y Rex Harrison sostiene la película, y con ellos la simbología de su caracteres : la ambición política y la ambición artística . El Papa pregunta : “?Cuando lo terminarás “, a lo que Miguel Angel responde : “Cuando lo acabe “ . Si Harrison brilla en su sarcasmo y su ironía de político profesional ( aunque vista la túnica del Vicario de Cristo ), Heston está absolutamente extraordinario  en su encarnación del genial Miguel Angel . algunos criticaron su escaso parecido físico (Miguel Angel era débil y no demasiado alto ), pero Heston encarna la fuerza de su arte y , además, es casi idéntico a una de las visiones de Miguel Angel : la escultura de su Moisés .

  Julio II es un hombre de Estado, un político y un guerrero que cabalga al frente de las tropas vaticanas, y al contemplar la Capilla Sixtina comprende que tal vez ese encargo sea la razón de un Papado que se ha caracterizado por lo mundano en lugar de lo espiritual .
  En enfrentamiento entre el político y el artista sostiene una película que contiene instantes grandiosos y que no supieron ser vistos por la alicorta crítica de la época .  Pero sobre la fortaleza de ambas personalidades brilla un auténtico sentido de fe y misión . Miguel Angel es consciente del poder de la belleza que sus manos son capaces de crear, pero también tiene ante sí el soplo de la divinidad y se sabe material de barro en las manos de Dios .
Julio II es un hombre poderoso que ha puesto su instinto político al servicio de la Iglesia , pero su conciencia le hace ver que ha sacrificado lo espiritual a lo temporal, y que tal vez su redención sea esa magnífica obra , la Capilla Sixtina, que parece diseñada por el mismo dedo del Sumo Hacedor .

  Carol Reed logra una puesta en escena elegante, suntuosa , que capta a la perfección el núcleo de la obra que no es otro que una aguda reflexión sobre el arte, la vida y el espíritu .  Todo el esplendor de la Capilla Sixtina aparece en la película , con escenas casi documentales que recogen a la perfección la monumentalidad imperecedera de la obra .
  Sin duda una gran película .




CONCLAVE SECRETO (Gli uomini non guardano il cielo ) Italia 1951
 De Humberto Scarpelli
Guión : Bachieri y De Mori
Con Corrado Annicelli, Tullio Carminati, Antonio Centa, Franco Lolli, Mario Mazza, Issa Miranda, Henry Vidon .




-         Una curiosa e ignota producción italiana que sin embargo recoge con todo lujo de detalles el proceso de elección papal . Si añadimos que el período histórico es el de Pío X el interés se acrecienta sobremanera . Scarpelli, modesto artesano italiano, logra su mejor película con este documento veraz sobre la Curia Vaticana .
    La película posee el encanto del cine clásico italiano , una mezcla perfecta de neorrealismo y cine histórico en la que todos los actores resultan verosímiles y en la que la vida interior vaticana adquiere una rara sensación de cercanía .  Cardenales, obispos , hombres de Dios que a veces están demasiado cerca de la Tierra , pero siempre en todas las vicisitudes se alcanza a ver la presencia del Espíritu Santo . Es el toque providencial que producciones más recientes (Conspiración para matar a un cura, Algo en qué creer ) se ha suavizado hasta tal punto que apenas se percibe .

  Y sobre todos los temas de la historia,  la personalidad de Pío X que alcanzaría la canonización por sus excepcionales servicios a la Iglesia .  “Cónclave secreto “ describe con respeto la elección papal y deja entrever que por encima de las discusiones más o menos políticos, aletea la sombra maravillosa del Espíritu Santo . Y es esa clave espiritual la que explica la elección del que sería San Pío X , uno de los Pontífices que marcaron la apasionante  historia de la Iglesia .

  “Conclave secreto “ está realizada  además de con humildad, con el rigor y el atractivo de las cosas pequeñas en las que se deja una parte del alma . La fotografía en entrañable blanco y negro, el montaje hábil , los actores ajustados ( destaquemos a Tullio Carminati ) , casi como si salieran directamente de los mismos recintos vaticanos . Sin duda un hallazgo desconocido que interesará , a la par que demuestra el alto nivel alcanzado por el cine italiano en la década de los cincuenta .


 UN HOMBRE LLAMADO JUAN (E venne un uomo )
Italia 1965
De Ermanno Olmi
Guión : Vincenzo Labella y Ermanoo Olmi
Con Rod Steiger , Adolfo Celi, Romolo Valli, Rita Bertocchi, Pietro Germi, Antonio Bertochi .



 Ermanno Olmi quería desde tiempo atrás estudiar la personalidad compleja y apasionante de Juan XXIII, pero como ser humano y no como Papa, por lo que se entusiasmó con este proyecto rodado inicialmente para TV. Una baza fundamental era el protagonista, y para ello se contó con la presencia de Rod Steiger, siempre un punto  sobreactuado , pero que acierta en la caracterización de su personaje . 

  La humanidad del futuro Papa Juan impregna la narración dejando entrever los aspectos más cercanos de la personalidad del Papa que convocara el Concilio Vaticano II. El título original resume admirablemente el núcleo de la película : “ Y  viene un hombre “ , remarcando la condición humana de un Papa sensible, pegado al hombre sencillo y que quiere hablar a lo más profundo del alma y del corazón humano .

    La película fue rodada originalmente para televisión ( y en este medio se ha emitido en numerosas ocasiones aunque ya un tanto lejanas en el tiempo )  , formato que sacrifica la espectacularidad en aras de una puesta en escena funcional y práctica . El objetivo es  tratar  de resumir en una serie de hábiles pinceladas hechos poco conocidos del cura Roncalli, llamado por la Providencia en su ancianidad para convertirse en Juan XXIII.  Seguramente se echa en falta una puesta en escena más dinámica – cinematográfica en suma – pero “Un hombre llamado Juan “ logra conmover por la excepcional cercanía con la que el espectador siente al que sería el Papa del Concilio Vaticano II  .  Es cierto que no hay reflexiones profundas sobre lo que será el futuro pontificado del Papa Juan ( al fin y al cabo la película narra hechos desconocidos de monseñor Roncalli ), pero la personalidad del futuro Papa aparece en muchos instantes de la historia, constituyendo el mejor mérito de una película sencilla, humilde, pero que con sus limitaciones es capaz de conmover al espectador .


EL GRAN PESCADOR (The big fisherman ) USA 1959
De Frank Borzage
Guión : Howard Estabrook .
Con Howard Keel,  Susan Kohner, John Saxon, Martha Hyer, Herbert Lom , Beluah Bondi .





-         La vida de San Pedro, el apostol de Cristo, el hombre sobre cuya “ piedra “, Cristo edificaría su Iglesia .  Esta película dirigida por uno de los grandes pioneros del cine, Frank Borzage, autor de obras maestras del cine romántico como “El séptimo cielo “, “Adios a las armas “ , “Viaje de ida “ o “History is made at night “ , se separa no poco de la gran tradición de la superproducción de Hollywood en los años cincuenta . “El gran pescador “ es contemporánea de grandes titulos como “Los diez Mandamientos “ de Cecil B. de Mille,  “Ben Hur “ de William Wyler o “Salomón y la reina de Saba “ de King Vidor, pero su estilo – como su presupuesto y su reparto – es muy diferente .  Borzage opta por el intimismo , consciente de que los medios eran reducidos y no podría competir con la grandes películas citadas . El resultado es una película curiosa y fascinante que fracasó en taquilla y pasó desapercibida para casi todo el mundo, pero que encierra escenas de gran belleza plástica y logra penetrar en la personalidad carismática de San Pedro con notable entidad . Y ello pese a la discreta interpretación de Howard Keel  (Siete novias para siete hermanos ) que se esfuerza todo lo que puede para resultar creíble como el apóstol .
-          El tema central es , desde luego, la figura de Simon Pedro, pero también el efecto que sobre un grupo de personas de una época concreta ejerció la presencia y la convivencia con Jesús de Nazaret .  La elegante dirección de Borzage utiliza a fondo el paisaje y el rostro de los actores  compensando la ausencia de grandes movimientos de masas y apostando por la expresión de una grandeza de espíritu que es la que explica el nacimiento del cristianismo . El guión no siempre está a la altura de la realización, pero el talento de Borzage brilla a gran altura en lo que fue siempre la marca de su estilo : el poder del espíritu, la magia de la mirada , la posibilidad de trascender a las propias limitaciones . El romanticismo de Borzage se abraza con el misticismo y ese es el carácter fundamental de esta extraña película tan desconocida como atractiva y necesitada de reivindicación .  De Mille, seguramente , hubiera logrado una sin par obra maestra , pero “El gran pescador “, por encima de su no demasiado brillante guión, posee momentos de indudable poesía , por mucho que el espectador tarde en identificar a Howard Keel como el primer Papa de la Cristiandad, como el Apóstol elegido por Cristo para edificar su Iglesia que perdurará hasta el final de los tiempos .
Y por encima de todo, brilla la luz, la hermosa fotografía, el milagro de la luminosidad en una película que al fin y al cabo habla de la luz del espíritu . No es pequeña aportación , precisamente .